viernes, 8 de junio de 2012

Estrategias cognitivas y metacognitivas del aprendizaje.

 
Las estrategias cognitivas
Las estrategias son conductas u operaciones mentales
Es lo que el alumno realiza en el momento de aprender y que está relacionado con una meta.
Son conductas observables (directa o indirectamente) durante el aprendizaje.

La sensibilización
El proceso de sensibilización representa la puerta inicial del aprendizaje
El punto de partida de todo aprendizaje es la motivación.
El aprendizaje escolar es un tipo de aprendizaje propositivo orientado a una meta.
El niño al comenzar un aprendizaje tiene expectativas sobre lo que va a conseguir mediante las actividades correspondientes del aprendizaje.
Si el sujeto no está motivado, hay que presentarle expectativas sugerentes, realistas y sensatas para que el niño pueda realizar las actividades del aprendizaje propuesto, potenciando el auto-concepto, surgiendo sentimientos positivos.
En cuanto a las actitudes, las hay cognitivas, afectivas y conductuales.
Una vez motivado el niño, comienza la actividad propiamente dicha del aprendizaje con su nivel atencional.
La atención es un proceso fundamental porque de él depende todo el procesamiento de la información.
La información al inicio se deposita en uno de los almacenes de la memoria, el registro sensorial, donde permanece unos segundos.
Las estrategias de atención utilizadas determinan no sólo, cuánta información llegará a la memoria, sino sobre todo, qué clase de información va a llegar.
Cuando el niño atiende selectivamente a una parte de la información presente en el registro sensorial, transfiere esa información a la memoria a corto plazo.
En el proceso de  adquisición se comienza con la selección o codificación selectiva lo que le permite la incorporación del material informativo de interés para el niño.
Al comprender se genera un significado para los materiales que va a adquirir..
Las estrategias de elaboración  establecen conexiones externas entre el conocimiento nuevo y el viejo, haciéndolo significativo para el niño.
Para almacenar y retener se necesitan una serie de estrategias que facilitan la retención y el almacenamiento del material.
El sujeto tiene la capacidad  de trasladar los conocimiento nuevos a contextos, situación o estímulos nuevos.
Puede aplicarlo a situaciones nuevas.
La Evaluación posibilita la comprobación de haber alcanzado los objetivos, reforzando al sujeto, elevando la motivación y el auto-concepto.
Al potenciar las estrategias de aprendizaje de un niño, le asegura mejor calidad en sus aprendizajes.
Las estrategias no son contenidos sino habilidades que se mantienen una vez aprendidas, pudiendo generalizarlas a otros momentos y situaciones, posibilitando el verdadero aprendizaje: aprender a aprender.

Estrategias metacognitivas
Metacognición es la capacidad de autoregular el propio aprendizaje, es decir de planificar qué estrategias se han de utilizar en cada situación, aplicarlas, controlar el proceso, evaluarlo para detectar posibles fallos, y como consecuencia... transferir todo ello a una nueva actuación.
Las estrategias cognoscitivas permiten procesar la información, resolver problemas de procesamiento y autorregular el procesamiento
Podemos definir metacognición como las estrategias que nos permiten aprender algo procesar ideas, conocer e identificar el estilo de aprendizaje con el cual aprendemos
Las estrategias metacognitivas constituyen un grupo de estrategias de aprendizaje (los otros tres grupos son las estrategias comunicativas, las cognitivas y las socioafectivas). Consisten en los diversos recursos de que se sirve el aprendiente para planificar, controlar y evaluar el desarrollo de su aprendizaje.
Cuando aprendemos desarrollamos, de manera natural y muchas veces inconscientemente, acciones que nos permiten aprender. Algunas veces, por ejemplo, clasificamos la información, otras veces tomamos apuntes de lo más importante, en otras ocasiones hacemos esquemas o tratamos de asociar los nuevos conocimientos con algo que ya sabemos para que así no se nos olvide. Todos hemos desarrollado estos procesos más de alguna vez, pero no siempre lo hacemos sistemáticamente ni intencionalmente lo que afecta la efectividad de nuestro aprendizaje.
Inferimos pues que las estrategias metacognitivas son procedimientos que desarrollamos sistemática y conscientemente para influir en las actividades de procesamiento de información como buscar y evaluar información, almacenarla en nuestra memoria y recuperarla para resolver problemas y auto-regular nuestro aprendizaje.
Algunos beneficios adicionales que nos proporcionan el uso de estrategias metacognitivas son:
1.- Dirigen nuestra atención hacia información clave.
2.- Estimulan la codificación, vinculando la información nueva con la que ya estaba en la memoria.
3.- Ayudan a construir esquemas mentales que organizan y explican la información que se está procesando
4.- Favorecen la vinculación de informaciones provenientes de distintas áreas o disciplinas.
5.- Nos permiten conocer las acciones y situaciones que nos facilitan el aprendizaje para que podamos repetir esas acciones o crear las condiciones y situaciones óptimas para aprender bajo nuestro estilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada